Cervicalgia por accidente de tráfico: una lesión polémica

La cervicalgia por accidente de tráfico es una de las lesiones más frecuentes que suele suceder a las víctimas de estos siniestros. Este tipo de lesión posee diversas consecuencias, que varían por la gravedad del acontecimiento y, en la mayoría de los casos, no se evidencia en el primer momento.

Este problema ha generado múltiples controversias entre los afectados y las aseguradoras, ya que han pedido en varias oportunidades que se minimice el daño de los llamados latigazos, esguinces cervicales y otras cervicalgias. Sin embargo, en la modificación del Baremo, tabla informativa que permite realizar el cálculo de la cuantía de la indemnización, quedó establecido que los seguros debían seguir respondiéndole a las víctimas.

Ahora bien, los lesionados tienen que realizar su queja antes de las 72 horas de haber ocurrido el incidente. Este requisito podría generar dificultades en los interesados, quienes por falta de conocimiento o imposibilidad de ir a las instancias correspondientes por los dolores generados en el accidente, dejan de hacer la reclamación.

Indudablemente, esto puede ocasionar problemas en un futuro porque, a veces, las secuelas tardan en aparecer y queda sin recibir el resarcimiento económico justo. Por lo tanto, una vez que se vea involucrado en una situación compleja como esta, lo recomendable es llamar a los abogados Cáceres para que le den una orientación oportuna.

Los expertos que se dedican a esta área del Derecho deben indicarles el camino correcto a los clientes que pasan por estas circunstancias, pedirles que se realicen las pruebas de diagnósticos y exigirles que guarden los informes médicos, para poder proceder al reclamo.Cervicalgia por accidente de tráfico-Abogados Cáceres

Por supuesto, si elige un despacho reconocido en el mercado, es probable que reciba el máximo de la indemnización, sin tantos inconvenientes.

¿Cuándo se indemniza una cervicalgia, según el Baremo vigente?

Este procedimiento no ha dejado de ser polémico para las partes, por eso, es importante que sepa cuándo puede reclamar sus derechos por un latigazo cervical:

  1. En primer lugar, es fundamental no tener ningún antecedente de problemas similares que podrían justificar el daño.
  2. Asimismo, los síntomas tendrán que aparecer en un período razonable. Aquí se aplica una presunción llamada “iris tantum”, que significa cabe prueba de lo contrario, que permite creer que las señales de la lesión aparece en las siguientes 72 horas.
  3. Debe existir una coherencia entre la zona afectada que justifique el padecimiento.
  4. Y, por último, la intensidad del accidente que implique un movimiento brusco de cuello.

La figura de un abogado es trascendental en estos casos porque, aunque no sea obligatorio, ellos ayudarán a aclarar la situación y a cobrar lo que indique la ley. No permita que esto se convierta en una batalla, confíe en verdaderos especialistas y reclame los derechos que le tocan.

Deja una respuesta