Exportación marítima a Israel, cuestiones a tener en cuenta

exportacion-maritima-a-israelEl comercio marítimo en el Mediterráneo siempre ha tenido una gran importancia, para los países ribereños y también como parte de la ruta hacia otros países de Asia y África. Además, en las últimas décadas, la exportación marítima a Israel ha cobrado gran importancia.

Por un lado, hay que tener en cuenta que se trata de un país moderno con muchas necesidades, por lo que su nivel de importaciones es muy alto. Se trata, además, de una economía fuerte, por lo que expandirse en este país siempre resulta interesante para muchas empresas.

Israel cuenta con tres puertos fundamentales para la entrada y salida de mercancías. Y se calcula que por ellos pueden llegar a pasar cada año nada menos que 36 millones de toneladas de mercancías. El primero de estos puertos es el de Haifa, el más grande, por el que pasan casi 20 millones de toneladas de mercancías anualmente. Tras él se encuentra el de Ashod, con 15 millones de toneladas y el de Eilat, que es zona franca, aunque por él apenas circulan al año 2 millones de toneladas de mercancías.

A la hora de comercializar con Israel hay que tener en cuenta que hay ciertas restricciones. Las más importantes son que no se pueden exportar productos alimenticios que sean perecederos o ganaderos, ni explosivos, moneda o licores.

¿Qué otras cuestiones hay que tener en cuenta? Fundamentalmente que Israel ha sido un país netamente exportador, aunque en los últimos años la tendencia parece estar cambiando y las importaciones no han dejado de crecer.

Y no hay que perder de vista la importancia del sector tecnológico en este país, un sector que ha crecido de manera imparable en los últimos años. Un país moderno, avanzado y con buenas infraestructuras es un gran reclamo para empresas de todo tipo.